Contáctanos en

Diseño de espacios de coworking

Claves para lograr un dormitorio acogedor
diciembre 17, 2023
Cómo elegir la paleta de colores perfecta para tu hogar
febrero 12, 2024
Ver todo

En la actualidad, la forma en que trabajamos está experimentando una transformación radical, y los espacios de coworking están en el centro de esta revolución. Como interiorista en Zaragoza, hoy te enseño cómo el diseño de estos espacios contribuye a crear entornos de trabajo inspiradores.

¿Qué es un espacio de coworking?

Antes de analizar cómo estos lugares están cambiando nuestra forma de trabajar, primero debemos preguntarnos: ¿Qué es un coworking?

Los espacios de coworking están transformando la forma tradicional de entender una oficina. Estos lugares colaborativos ofrecen mucho más que solo escritorios y acceso a Internet, buscan construir la colaboración entre profesionales de diversas disciplinas.

La esencia de un espacio de coworking por tanto está en la conexión, la colaboración y la flexibilidad. Es ahí donde entra en juego el interiorismo comercial y su capacidad de optimizar los espacios interiores para fines comerciales o empresariales.

¿Cómo diseñar un coworking?

Diseñar un espacio de coworking es un proceso complejo que implica una cuidadosa evaluación de diversos factores. Desde seleccionar la ubicación hasta organizar el mobiliario, cada detalle influye en la experiencia que brindará el espacio.

Un buen diseño comienza con una comprensión profunda de las necesidades y expectativas que se desea atraer, garantizando que el espacio sea funcional, atractivo e incentive la colaboración.

En el proceso de diseño de un espacio de coworking, la elección cuidadosa de colores y la integración estratégica de elementos naturales como las plantas desempeñan un papel fundamental. Los colores pueden influir significativamente en el estado de ánimo y la productividad de los usuarios.

Tonos cálidos, como el verde y el azul, pueden fomentar la calma y la concentración, mientras que colores vibrantes como el amarillo pueden añadir energía y creatividad al ambiente.

Asimismo, la introducción de plantas no solo proporciona un toque estético, sino que también mejora la calidad del aire y crea un ambiente más saludable. La combinación adecuada de colores y vegetación no solo añade vitalidad al espacio, sino que también contribuye a generar un entorno inspirador y armonioso que motive la colaboración y el bienestar de quienes lo utilizan.

Qué mobiliario utilizar para un coworking

El mobiliario en un espacio de coworking no es simplemente un accesorio, es una herramienta fundamental para la comodidad y la productividad de los usuarios.

Recomendaría utilizar mobiliario ergonómico que brinde comodidad y apoyo durante largas jornadas de trabajo. Sillas con soporte lumbar ajustable, mesas con altura regulable y áreas de descanso acogedoras pueden mejorar significativamente la experiencia de los usuarios en un espacio de coworking.

Iluminación en un coworking

La iluminación juega un papel crucial en la eficiencia y el bienestar en el entorno laboral. Se recomienda aprovechar la luz natural siempre que sea posible, y complementarla con iluminación artificial ajustable para crear el ambiente más indicado.

Este enfoque permite adaptarse a las preferencias individuales, y mejora la concentración y la productividad de los usuarios. Además, consideraría la incorporación de lámparas de luz cálida para crear una atmósfera acogedora y fomentar la creatividad.

Ubicación del coworking

La elección de la ubicación para un coworking depende en gran medida del perfil de usuarios que se pretende atraer y de las características del entorno empresarial local. Sin embargo, algunas consideraciones generales incluyen optar por áreas céntricas y de fácil acceso, preferiblemente cerca de centros de transporte público. Zonas con presencia de empresas y startups también son ideales, ya que pueden generar sinergias y colaboraciones entre profesionales.

Una selección acertada no solo potencia la visibilidad del espacio, sino que también atrae a una variedad de profesionales. Asegurarse de que la ubicación sea atractiva y funcional no solo beneficia al espacio en sí, sino que también se traduce en una experiencia más valiosa y conveniente para quienes lo eligen.

Diseñar un espacio de coworking es un ejercicio multifacético que implica considerar de manera cuidadosa diversos elementos. Desde la elección del mobiliario hasta la creación de una identidad distintiva, cada detalle contribuye a la creación de un entorno que inspira la colaboración y fomenta la creatividad en el mundo laboral.